Inicio

10 Detalles a tener en cuenta antes de comprar un carro usado

Hay personas que están interesadas en comprar un automóvil, pero esas personas no tienen dinero para comprar un automóvil nuevo, por lo que deciden comprar un carro usado.
Comprar un buen carro usado que tenga varios años de uso que hayan disminuido su precio suena muy bien, hay que tener cuidado, y tener en cuenta ciertos detalles pues de lo contrario puedes terminar comprando un carro con muchos años de uso y con muchos problemas, que afecten tu economía al tener que estarlo arreglando constantemente.
Se debe de tener en cuenta es el tiempo del modelo, para que facilite encontrar un seguro que cubra todos los riesgos.

1.- De preferencia que sea un automóvil con buena comercialización

Es importante tener en cuenta la marca, el modelo del vehículo y la referencia, ya que, si compras un automóvil que tuvo poca difusión en el mercado o que tiene un deficiente servicio postventa, entonces tendrás varios problemas

para arreglarlo en caso de que algo esté mal y te costará más trabajo vender.

2.- ¿Cómo está por dentro?

Tienes que asegurarte de revisar cuales son las condiciones del motor, las llantas, el aceite y todos los componentes del carro. No dudes en preguntar, revisar.
Revisa los empaques del comportamiento del motor. En caso de que estén pintados indican que se ha realizado una reparación luego de un choque.
En caso de que sea una camioneta, puedes mirar por debajo, justo en la zona del tubo de escape que está cerca del motor. Esto te dirá si ha sido usado en barro o trocha. Si hay mucha trocha, entonces estará muy desajustado y si hay mucho barro podría podrirse el piso de la camioneta.
El lubricante o aceite de la caja de transmisión se puede mezclar con algunos materiales pastosos con el objetivo de evitar sonidos agudos como la “rumbadera” de los engranajes, cuando ya han cumplido con su ciclo normal de vida. Poner atención en los ruidos de la transmisión durante la prueba de manejo es muy importante.
Encender el automóvil con las luces encendidas es una buena forma de comprobar el estado de la batería. Si el motor enciende fácilmente, quiere decir que la batería se encuentra en buen estado.

3.- ¿Cómo está por afuera?

Se tiene que empezar por el estado de la pintura. En caso de que este dañada, rayada o repintada en algunas partes con un trabajo de mala calidad, es una señal de que el vehículo no ha tenido el mejor cuidado.
Observa si la carrocería del automóvil tiene golpes o abolladuras grandes, presenta descuadres entre las partes o señales de grandes reparaciones. Si ves empaques, cables o tornillos pintados, es una mala señal.
Asimismo, los vidrios tampoco deben de estar vencidos ni rayados. Los vidrios laterales tienen que subir y bajar sin problemas, además las manijas que abren las puertas también deben de estar en buen estado.

4.- El interior del vehículo

Tienes que revisar la tapicería y el tapete, que no deben de estar muy desgastados ni tener daños. Los resortes de las sillas no tienen que estar cedidos o rotos, saliéndose del tapizado del asiento.
Está claro que el motor no debe de tener ninguna fuga de ningún tipo y tampoco debe de hacer ruidos anormales o extraños cuando esté funcionando, ya que esto es un claro indicador de que algo no está bien con el motor.
En cuanto al tablero del automóvil, tienes que revisar que los mandos, las luces y el claxon tiene que funcionar correctamente. El volante no tiene que tener un gran desgaste, de la misma forma que los pedales y la caja de cambios.

5.- No tomes decisiones a la ligera, no compres el primer vehículo que te agrade

El objetivo es comprar un buen automóvil, se tienen que revisar varios carros antes de que se tome una decisión final. Procura que siempre que veas un carro sea a plena luz del día para que no se te escape ni el más mínimo detalle.
revises a fondo si tiene un problema mecánico, como de red eléctrica, estructura, rayones, humedad, corrosión, etc… Una de las mejores cosas que puedes hacer es llevar el vehículo a un taller especializado . De esta forma puedes tener una imagen mucho más precisa del estado del vehículo que estás pensando en comprar y si tendrás que desembolsar dinero para arreglarle algunos detalles y darle mantenimiento inmediato.

6.- El kilometraje siempre es importante

Para que tengas una mejor idea, aquí lo normal es que un auto que se use en una ciudad recorra alrededor de 20 mil kilómetros en un año. Haciendo una sencilla multiplicación puedes ver el kilometraje recorrido en la vida del vehículo y determinar si es más elevado que el promedio.
Si el kilometraje es mucho más alto del promedio, entonces debes de tener mucho cuidado, ya que un carro que ha sido usado excesivamente tiene piezas más desgastadas, significa que tendrás que gastar más dinero para arreglarlo y comprar nuevas piezas.

7.- La prueba de manejo es obligatoria

Bueno debes de solicitarle al vendedor una prueba de manejo como “candidato”. No importa si él es quién conduce, pero recuerda que debe de hacerlo por el tiempo que tu creas necesario, ya que no falta el carro que funciona bien al principio, pero luego de unos minutos se notan algunos problemas.
En este punto, es importante que apagues el radio para que puedas escuchar lo mejor posible el motor y cualquier ruido extraño que pueda hacer. También es importante que revises la suavidad con la que se hacen los cambios de velocidad, el estado del embrague, la dirección, el humo expulsado y el andar del vehículo que estás pensando en comprar, sobre todo en distintos terrenos como en ascensos y calles en la que pueda aumentar la velocidad para ver la potencia del auto.
Recuerda que el sonido del motor tiene que ser suave y parejo. En caso de que detectes algún ruido extraño tienes que mencionarlo al taller al que lleves el carro.
La caja tiene que hacer los cambios con suavidad y no forzarlos, no se tiene que mover la palanca y no debe de hacer sonidos una vez que se meta un cambio. Si hace sonidos o la velocidad se resiste al entrar, quiere decir que puede haber un problema. Esto también tiene que ser informado al mecánico.
En cuanto al sistema de dirección, tiene que ser preciso y suave, sin presentar holgura antes de mover las llantas. En caso de que haya holgura significa que hay un desgaste, si el esta se desplaza a un lado, quiere decir que hay averías en la suspensión o que la dirección está muy desgastada.

8.- Mucho cuidado con la gente que vende autos

Los anuncios en periódicos o en páginas de venta de autos o productos de segunda mano tienen muchas opciones de compra que resultan bastantes llamativas. .
Pero siempre debes de tener en cuenta que estas por comprarle un auto usado a un completo desconocido, así que puede ser una persona honesta o puede que no lo sea e intente engañarte afirmando que el auto funciona a la perfección para que a los 4 días de haberlo comprado descubras que falla bastante.
Puedes hacer es hacer la compra en un establecimiento de segunda mano que tenga cierto renombre y que se vea de confianza. Sin importar si vas a un establecimiento que parezca de confianza o si lo compras a una persona por medio de un anuncio, aquí lo mejor que puedes hacer es llevar el auto con un especialista para que revise el auto a fondo y el vendedor no te pueda engañar, en caso de que esa haya sido su intención desde el principio.

9.- Los documentos del auto deben de estar en regla

Tienes que revisar a fondo la documentación del carro y ver que esté al día, al igual que con los pagos que sean referentes a los impuestos y a las obligaciones contraídas dependiendo del caso.
El vendedor tiene que tener la tarjeta de propiedad original del auto, Revisión Tecnomecánica y Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito SOAT. También puedes solicitar que el vendedor te muestre las copias de los recibos de pago correspondientes a los impuestos de matriculo y certificado de tradición original.

10.- No olvides que los automóviles también cuentan con un pasado judicial

Es importante revisar el pasado legal del automóvil. Esto se puede hacer en la división de automotores de la DIJIN que expide una constancia de que el auto no tiene ningún problema legal, lo que significa que no ha sido usado pada cometer algún delito
Asimismo, puedes tener acceso a la información que se encuentra en el RUNT ingresando el número de la placa del automóvil y del dueño para encontrar un historial, infracciones y otros resultados.
El vendedor del auto tiene que para el impuesto de retención en la fuente (el 1% del valor de la venta) y la mitad del traspaso que se tiene que hacer. Por otra parte, se tiene que pagar el año de impuestos en el que se hace el traspaso del carro de forma proporcional. Esto significa que si la venta se hace en agosto, entonces el vendedor paga los ocho meses que han pasado y el comprador se hace cargo de los cuatro meses que faltan.
Listo, con estos 10 consejos terminamos nuestro artículo sobre detalles que debes de tener en cuenta antes de comprar un automóvil usado. Recuerda que es una inversión que harás y que tienes que cuidar tu dinero y tu familia, es importante que el automóvil este en buen estado y hagas una compra inteligente.

Entradas recientes